Hey dude

Featured Image -- 1563

Originalmente publicado en Safa Brian:

Yeah, I guess she is good looking.  I was actually looking at her bike though. She’s come to a bike race not to be gawked at.  No, you’re boring, you’re on repeat.  I’m not sure if you’re repeating you, or them, but we are on repeat.

For some reason the same things always happen at bike races.  Well I guess that reason is that bike races are mostly organised and attended by men.  We like to follow the herd, repeat the mindless, sexist drivel over and over again at each race because it lets everyone easily identify with each other.  It’s so boring though, and identifying with boring people doesn’t appeal to me.

Some people that organise small races have always done it fairly.  The major fixed crits have now started treating everyone equally and that is great.  Same rules, same prizes.  Not really something we should be oohing and…

Ver original 926 palabras más

VAGUILLO UN ESTILO DE VIDA

Andar en bici es para vagos

vaguilla

En nuestro país mucha gente cree que la bicicleta es principalmente un instrumento de deporte y recreación. Por ello, cuando alguien nos ve llegar en bici a su encuentro, naturalmente asumen que uno tiene estado atlético, que viene de hacer ejercicio y que somos valientes por mezclarnos en el tránsito… pero que, por las mismas razones, que llegamos siempre tarde, que estamos muy sudados y que en definitiva nos tomamos un enorme trabajo para andar en bicicleta.

La verdad es que la mayoría de los ciclistas urbanos regulares llegamos a tiempo a nuestras citas, no sudamos cuando estamos en modo transporte —en todo caso sudamos menos que un peatón— y no rodamos habitualmente para mejorar nuestra forma física sino para ir de un lugar a otro más rápidamente y con menos trabajo que por cualquier otro medio.

La verdad del asunto es que pese a todas aquellas interpretaciones, en general los que usamos mucho la bici en la ciudad la utilizamos porque somos bastante vagos.

Vagos porque preferimos subirnos a la bici y salir a la calle antes que atravesar un laberinto edilicio para llegar a la cochera a buscar el auto, y ni hablar cuando la cochera está lejos de casa.

Vagos porque cuando llegamos a destino simplemente llegamos, en lugar de estar media hora dando vueltas por la zona para encontrar lugar donde estacionar, acomodar el carro en otro laberinto, meterlo a empujones en un espacio hecho para la mitad de nuestro carro, trepar escaleras arriba por pasadizos de película de terror hasta la calle y luego caminar hasta el lugar de destino.

Vagos porque no queremos meternos en el engorro de comprar una tarjeta para el tren o la AMA, recargarla de tanto en tanto o conseguir monedas, a lo que se suman las filas y empujones, esperas y demoras.

Vagos porque nos molesta esperar más de media hora una guagua, viajar en ella apretados como sardinas, bajarnos de la guagua, solo para caminar otra media hora hasta nuestro destino. ¡Eso sí que es ejercicio físico!
Vagos porque en vez de meternos en un parking lleno hasta la última fila para hacer las compras, preferimos llegar en cinco minutos pedaleando y volver con la compra al toque.

Vagos porque en hora pico preferimos llegar a destino en la mitad del tiempo que nos demandaría ir en automóvil y preferimos evitar el estrés del tapón. No olvidemos que para un vago, el enemigo público número uno es el estrés.

Vagos porque odiamos dedicarle tiempo a mantener nuestro carro, tener que lavarlo, llevarlo al taller, renovar nuestra licencia de conducir cada tanto, detenernos a llenar el tanque de combustible, dedicar trabajo y tiempo a investigar sobre planes de seguro y otras menudencias que nos demanda el automóvil. Nah!

En definitiva, para un auténtico vago la bicicleta es un placer. Para que lo entienda un peatón, algo así como un par de ojotas. Un transporte realmente para enemigos del trabajo y el estrés, sin seguros, sin reparaciones importantes, sin combustible que cargarle, sin licencia de conducir que gestionar, sin pago de estacionamiento, sin auto-expreso de regacrgar y sin tapones. Un transporte para perezosos, un simple y puro medio de transporte, grande para el cuerpo y maravilloso para el alma.

libertad dominguera

La experiencia siempre es buena ya sea positiva o negativa, el punto es aprender. En el camino al des- pejo / des- pojo, vi las cosas como son;

nuevas bici sendas amuralladas, spiderman en la playa, niños intentando detener las olas, madres caminando por Oscar, las chicas en bici, un skater cogiendo pon de una bike, mascotas en las canastas de las biclas de sus amos, gomas de tuenis colgando del poste de la luz. Un puente siendo restaurado y la propaganda del cosliseo (que tanto me gusta). Poleros de camino a la cancha, la terminal de la ama llena de gente por el pobre servicio dominguero, un cabrón que casi me atropella, por que al cambiar la luz, aún estaba en el medio del carril. Un hoyo que hizo rebotar mis tetas, Ferdi bajando de Río, una peste a perro sucio por unos 5 segundos.  Las increíbles rejas sesentonas de la calle Aguadilla, hacia mi casa en la calle Coamo (como si tuviera los velódromos todos reunidos). 

 

Las vueltas de la vida.

bici_senda2

carga

sel5 palma ducha restauración cosliseo scatha address